miércoles, 26 de noviembre de 2014

AVISPA ASIATICA (VESPA VELUTINA) EN BILBAO

La tercera semana de Noviembre de este año 2014 me encontraba dando un paseo rutinario por los márgenes del Nervión bilbaíno con intención de ver que aves se estaban moviendo por la zona, cuando al sobrepasar la Ikastola Abusu saltó la sorpresa viéndose truncados mis planes iniciales. Desde hace algunos años, al pasar por aquí, siempre dirijo mis prismáticos a un lejano Eucalipto (Eucalyptu) que se asienta en la ladera derecha de la carretera que desciende desde el Alto de Miraflores hacia Bolueta, ya que un colega "pajarero" observó en ese árbol una pareja de Cotorra de Kramer (Psittacula krameri). Mi sorpresa fué mayúscula, no había ningún "loro" pero en el Chopo que está al lado se veía colgando un nido gigantesco.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Al momento pensé en la posibilidad de un nido de Avispa asiática (Vespa velutina). Llamé a mi amigo Sergio de Juan que en esos momentos se encontraba con alguien que entendía del tema y ambos me confirmaron mis sospechas de que era casi seguro que se trataba del nido de esta especie invasora y altamente dañina para las abejas autóctonas. Como a través de los prismáticos, en la lejanía, veía movimiento de individuos entrando y saliendo del nido opté por acercarme a donde estaba ubicado y evaluar la situación.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Ya bajo el nido su tamaño era aún más impresionante y coincidía con uno de los dos modelos habituales de nidos que construye la Avispa asiática (Vespa velutina): Forma oval que puede alcanzar el metro y medio de largo por ochenta centimetros de ancho (tal era el caso) cuando éste esta situado en ramas de árboles de porte superior a los 15 metros como este Chopo en cuestión.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
De inmediato di aviso a través del teléfono a Base Gorria (944465297) desde donde se me comunicó que enviarían personal para evaluar la situación y ver como actuar. Yo por mi parte me alejé un poco de este nido con la idea de localizar algún individuo de esta especie invasora en las pocas flores que aún quedaban en los márgenes de la carretera. No vi ninguna Avispa asiática (Vespa velutina) pero para sorpresa mía pude comprobar que 25 metros más adelante del primer nido había otro, también de gran tamaño, en la punta de una Acacia y con la forma esférica que es el segundo modelo de cubículo que construye la Avispa asiática (Vespa velutina). En este nido también había individuos entrando y saliendo de él.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Su tamaño era muy superior al de un balón de baloncesto con una forma esférica casi perfecta.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Emprendí el regreso a casa volviendo a pasar por el primer nido. Allí el movimiento de entrada y salida de Avispas era constante. Se podía apreciar alguna de las peculiaridades de la Avispa asiática (Vespa velutina) y sus nidos. El cuerpo negro salvo el cuarto segmento abdominal que es amarillo-anaranjado, así como un único agujero de entrada al nido. No habían pasado dos horas desde que dí el aviso cuando el personal de Base Gorría con el apoyo de empleados del Servicio de Jardinería del Ayuntamiento de Bilbao habían eliminado ambos cubículos.  Agradecerles desde aquí la celeridad en su eliminación y la buena disposición mostrada desde el primer momento.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Cuando volví al día siguiente los nidos estaban destruídos. En el más grande se podían distinguir las celdas que habían quedado al descubierto y el movimiento errante de los individuos sobrevivientes.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Desde Base Gorria me habían informado que los nidos los habían eliminado a tiros. Al principio me preocupé ya que había leído que este metodo era contraproducente pero después de hablar con mi amigo y Agente forestal Juanma Perez de Ana me tranquilicé ya que este me dice que la actuación es correcta dado que en está época del año las hembras reproductoras han abandonado el nido y se encuentran hivernando y los individuos no reproductores irán muriendo con la llegada del frío, otra cosa hubiera sido si esta destrucción a tiros se hubiera realizado en primavera. Sobre el asfalto se veían cadáveres de avispas y las que todavía permanecían con vida estaban "atontadas" y desorientadas.
Avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax)
El nido de forma esférica también estaba destrozado y en este caso no se notaban signos de movimiento de avispas en torno a él ni en sus alrededores.
Nido de Avispa asiática (Vespa velutina)
Las hembras reproductoras de esta especie fabrican un nuevo nido en primavera y en otoño se ocultan entre la hojarasca y en troncos de árboles para pasar el invierno. La actividad de esta especie es estrictamente diurna. En la siguiente foto podemos apreciar esas distintivas partes distales de las patas de color amarillento y que las diferencian de la Avispa europea (Vespa crabro).En Euskal herria se tiene constancia de su presencia desde el año 2010. Aqui la subespecie es la nigrithorax. Son grandes los daños que produce en la apicultura ya que los adultos se alimentan fundamentalmente de abejas además de muchos otros insectos.
Avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax)
Sería interesante estar atentos en primavera para detectar los nidos. Si vemos alguno hay que dar aviso inmediato a las autoridades compententes para que procedan a su eliminación. Para ayudar a la identificación de esta especie os dejamos una ficha donde se explican con mucha claridad las diferencias entre la Avispa asiática (Vespa velutina) y la Avispa europea (Vespa crabo).
Avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax)

No hay comentarios:

Publicar un comentario